top of page

Poema al Padre


Las furiosas aguas me arrastraron

Quise rendirme antes del combate

Lucrándome de miseria

Cuando mi lugar estaba en tu infinita gloria.

Duelen mis rodillas

Te suplico que pares

No sabía que me ayudabas

Hasta que vi la puerta y entré.

Perdida y desolada

Esta cría era una débil presa de la sabana.

Pero un león me protegía de las fieras,

Peleaba mis batallas,

Porque antes de Juez eres Padre misericordioso.

Un amor sin condiciones me sostiene

Y aunque arremeta contra ti seguirás a mi lado

Jehová - Shalom.

Como el alfarero moldeas a esta criatura

Rómpeme abruptamente

Aunque duela

Saca todas las espinas…

Abba Padre, heme aquí, nuevamente

Sin oposiciones, cumple tu propósito.

Ana Delgado (15 años)

Departamento de Redacción NotiCristo

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page