top of page

Feliz día de los Padres


Hoy elevo mis letras al cielo

Bendice Señor al hombre verdadero

Ese que enaltece tu nombre

Y asume con orgullo y honor

El inmenso título de Padre.

Aquel que amó la disciplina

Y guardó el compromiso

De levantar a sus hijos

Con el sudor de su frente.

No olvido el pan que cada día

Mandaste envuelto en sus manos,

Como una pieza de dulce sacrificio

Decorada con su amplia sonrisa.

Coloca tu mano Dios sobre su hombro,

Quítale la pesada carga del cansancio

Para que siga trayendo besos y abrazos

Mientras nos cuenta historias en su regazo.

Vístelo, porque no estrena desde hace tiempo

Para que sus hijos anden de punta en blanco;

Suaviza esas manos con que aplaudió mis triunfos

Desde la guardería hasta que le di el birrete.

Hoy quiero que te acuerdes de él

Porque me acompañó en llanto y risa

Porque me dio su mano que era tu mano

Y anduvo conmigo en tus caminos.

Conviérteme ahora Dios, en su bastón;

Y en letras de oro, sobre su frente

Grábale mi agradecimiento

Porque ha sido una aventura gloriosísima

Encarnar la descendencia de tan noble papá.

Anahis Alvarado.

Departamento de Redacción NotiCristo

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page