top of page

3 Claves para ordenar tus pensamientos


¿Has visto alguna vez la habitación de un adolescente que no ha sido ordenada durante semanas? Te paras frente a la puerta, ¡y no sabes por dónde comenzar a limpiar! Del mismo modo puedes encontrarte frente a la entrada de tu mente, y ver tus pensamientos tan caóticos que te provoca salir corriendo, porque no sabes cómo comenzar a ordenar.

¿Necesitas poner orden en tu mente, pero no sabes cómo empezar? Tranquila, respira hondo, hoy te traemos una formula, para que puedas iniciar.


Los riesgos que representa el desorden físico tal vez no sean tan importantes como el desorden de una mente alborotada por la multiplicidad de pensamientos: Deseos, anhelos, miedos, proyectos, recuerdos, preocupaciones, lista de compras, turnos médicos, viajes, trabajo, estudio, quehaceres domésticos, desorganización, finanzas, vínculos afectivos, todo revuelto, sin forma aparente. Caos total.


Lo significativo del asunto es que paradójicamente el desorden en nuestra mente, se refleja en nuestra apariencia física, y en cada uno de los actos cotidianos que llevamos a cabo.

¿Estás lidiando con pensamientos que necesitas ordenar, para no terminar siendo presa fácil de la ansiedad y el caos? Te invito a seguir leyendo y tomar estos consejos como guía, para que con paciencia y consideración propia, logres el anhelado equilibrio mental.


1. Evalúa tus pensamientos: piensa en lo que piensas


Muchas de las cosas que albergas en tu cabeza son infructuosas, no te llevan a nada útil y muy por el contrario te suman una negativa carga mental extra.


Un ejemplo claro es cuando te detienes a pensar en lo que pasaría si tal o cual situación acontece. O cuando gastas tiempo reflexionando en cómo hubieran resultado las cosas si hubieras tomado decisiones diferentes.


En general las ideas resultantes de este camino mental estarán ligadas a tus temores, dudas, miedos o experiencias negativas del pasado, y te llevarán a un infructuoso escapismo mental de la realidad en la que vives. Por esa vía, nada podrás cambiar, y quedarás exhausta y sin fuerzas para pensar en avanzar.


Para salir de esos laberintos mentales, es necesario evaluar en qué estás pensando. Y cada vez que te consigas pensando de manera irresoluta, hacer un alto y decidir tomar otro camino mental.


Cuando te encuentres frente al pensamiento estéril que comienza con la frase: “Necesito tantas cosas para empezar…” ponle freno de una vez, y ponte a pensar en cómo puedes empezar simplemente con lo que tienes.


2. Filtra tus fuentes mentales. Selecciona lo que ves y lo que escuchas


Tu mente tal como lo hace tu cuerpo, necesita alimentarse a diario, solo que ella lo hace a través de los sentidos, sobre todo de la vista y el oído.


Comenzar a chequear lo que lees, ves y oyes te aportará buenas pistas acerca de tus constantes estados de ánimo. Las contestaciones que ofreces, las cosas que te tientan, te amargan, te alegran o te atraen, están directamente relacionadas con la fuente de la que te estás alimentando.

¡No dejas entrar a tu casa personas extrañas, que no coincidan con tus valores morales y que quieran imponer reglas contrarias a las que se practican en tu hogar!


¡No comes algo sin antes comprobar que está en buen estado y sabe bien!


Sin embargo, muchas veces, sin filtros previos y sin verificación, te permites ver en tus dispositivos programas, noticieros, y contenidos, de cuanto influencer esté de moda, consumiendo toda la basura que muchas veces proveen.


O escuchas canciones que suenan muy bien pero que su mensaje reivindica el culto al ego personal, te llena con sentimientos de fracaso, te inducen al engaño, a las libertades supremas a costa de todo o, incluso, hasta a ideas de suicidio.


Pensar antes de cambiar, te obligará a filtrar lo que dejas entrar en tu mente. La Biblia dice: Sobre toda cosa guardada, guarda tus pensamientos, porque de ellos mana la vida” (Proverbios 4:22)


3. Cambia tu conexión espiritual: Conéctate con Dios y deja que Él te transforme.


Tu mente está conectada a tu espíritu. Y lo que permites que impresione tu mente, terminará afectando tu conexión espiritual.

Somos seres limitados con experiencias de vida que nos han dejado conceptos mentales errados muy difíciles de desterrar. Pero existe un poder Superior que no sólo tiene la facultad de transformar tu mente sino que además quiere mostrarte cómo hacerlo con amor y misericordia.


Pablo dijo: “Quiero hacer lo que es bueno, pero no lo hago. No quiero hacer lo que está mal, pero igual lo hago” (Romanos 7:19 NTV).


Estas palabras de Pablo, un hombre resuelto, con metas claras, valiente y honesto, manifiestan su debilidad humana, y su propia incapacidad para ser la persona que deseaba en su totalidad.


Pero en otro pasaje, escrito por él mismo, afirma con confianza: “Todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas”.(Filipenses 4:13 NTV).


Este es el poder que invocaba cada vez que su debilidad se hacía presente, y sólo reconociéndose incapaz recibía las fuerzas para continuar sin que toda esa lucha mental lo bloqueara o distrajera.


Para ordenar totalmente tus pensamientos, invita a Dios a intervenir en tu vida, déjale entrar incluso en aquellas áreas de tu inconsciente a donde tú mismo no llegas, y que tú mismo desconoces.


Haz tuya esta oración de David, que da cuenta de una persona que le había entregado el control de su vida a su Creador:


Señor, tú me examinas, tú me conoces. Sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; aun a la distancia me lees los pensamientos.”(Salmo 139:1-2).


La fuente inagotable de verdad y de poder está en dejar que nuestra mente repose en la Palabra de Dios. Por medio de ella Dios te muestra dónde va a intervenir, cuál será tu papel, y aún más, te otorgará el poder para llevar a cabo ese orden mental que buscas, para recibir la paz que necesitas.

Autor: Pamela Amador.

Buenos Aires, Argentina.

Diseño: desi_tarrio en instagram




NotiCristo es una Fundación sin fines de lucro que se dedica al cuidado espiritual de las personas, y para mantener nuestros programas funcionando dependemos de tu generosa colaboración.

Ayúdanos con tu aporte a llevar el mensaje de Cristo hasta el último rincón de la tierra…


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page