top of page

4 Ejercicios mentales para superar el agotamiento


¿Te ha sucedido alguna vez que al regresar de unas merecidas vacaciones sientes que no fueron suficientes? ¿Como si el receso hubiera estado incompleto? Acabas de terminar el “descanso” pero aún sientes que continúa el agotamiento. Aun no retornas al trabajo, y ya te sientes exhausto.


¿De dónde viene el desánimo y el cansancio que sientes? ¿Ese cansancio es sólo físico o es además anímico?


A través de este artículo queremos ayudarte a identificar la raíz de tu extenuación, y brindarte algunas herramientas para que dejes atrás el agotamiento, de manera que puedas vivir cada día renovado y con más ánimo. Hay por los menos 4 ejercicios mentales que puedes desarrollar y poner en práctica. Estos son:


1° Identifica cómo eres


Muchas veces te sientes presa del agotamiento, porque ni siquiera te conoces, y por ende no sabes cómo drenar tu extenuación, ni recargar tus energías. Para conocerte, puedes iniciar haciéndote las siguientes preguntas, pero te doy una clave: anota tus respuestas, no sólo las pienses. Poder visualizar nuestros pensamientos más allá de la mente nos da una mejor perspectiva y nos ofrece una mirada un tanto más objetiva.


Para auto descubrirte, trata de responder a esto: ¿Eres de las personas que se dicen hiperactivas, controladoras, con pocas pausas y de baja auto reflexión? ¿Tu estilo de vida está demasiado abocado a las actividades, sin tomar días libres semanalmente? ¿Tiendes a tener una alimentación desordenada y deficiente, y de paso, duermes poco?


Si no tienes nada para hacer, ¿Te buscas alguna actividad para sentir que estás haciendo algo? Al compartir algún momento en familia ¿Te cuesta relajarte? ¿Tu mente está constantemente activa pensando en lo que viene, y en cómo vas a encararlo? Antes de dormirte en la noche, ¿Haces un repaso de todo lo que harás al día siguiente? ¿Le dices sí a cuanta propuesta te hagan? ¿Sólo piensas en producir y ser eficaz?


Podríamos seguir con una lista de preguntas semejantes, pero creo que a estas alturas ya has descubierto el punto. De solo leer esto, ¿No te sientes agotada? ¡Yo sí! Porque todas estas preguntas apuntan a descubrir si eres una persona afanosa. Si tus respuestas son positivas a la mayoría de estas preguntas, entiende la causa de tu agotamiento: Vives en constante estrés.


2° Modifica tus patrones de pensamiento


De nada te sirve analizar tu conducta si finalmente todo quedará en un lamento o en una falsa creencia de que eres así y no estás facultada para cambiar. Eres tú la que acciona y decide cada actividad y preferencia, por lo tanto serás tú la que logre generar los cambios necesarios para llevarlos a cabo.


Para salir de la carrera extenuante de una vida sin descanso, necesitas aprender a decir no al pensamiento que te demanda estar en constante actividad.


En muchas ocasiones, implicará decirles no, a las personas que te sobreexigen y drenan tu energía. Pero lo más constante será encontrar entre esas personas, a ti misma.


Necesitas ser la primera en aprender a respetarte, y a considerar los límites propios de tu energía y vitalidad. Cambiar de conducta, requerirá primero un cambio de pensamientos.


3° Prioriza tus acciones

Para establecer un nuevo patrón de prioridades en tu vida, lo más práctico será detenerte por un momento a revisar tu agenda y simplemente volver a diseñarla con los siguientes criterios:


A) Tiempo en familia:

Asigna un horario de tu semana para dedicarlo completamente a tu familia. Planifique una salida al parque, una comida, o una simple caminata.


B) Día semanal libre:

Planifica dejar de trabajar al menos un día completo. Sin usarlo para hacer lo que no puedes cuando trabajas.


C) Horas saludables de trabajo con un inicio y un cierre:

Oblígate a no atender trabajos fuera de esas horas que establezcas.


D) Alimentación ordenada:

Toma en cuenta que tus niveles de energía, salud y entusiasmo están muy relacionados con los alimentos que consumes. Si toca cambiar de patrones, ¡Hazlo!


E) Actividad física:

Empieza por descubrir qué te agrada hacer. No todas corremos, vamos a un gimnasio o nos divierte cansarnos y transpirar. Pero con 30 minutos diarios de alguna actividad física puedes hacer diferencia positiva en tu energía.


F) Tiempo para hablar de tus emociones:

Dispón un horario para platicar con alguien lo que sientes y lo que deseas. Esto te evitará el cansancio mental.


4° Renueva tu entusiasmo.


La palabra entusiasmo viene del griego “enthousiasmos” que deriva en varios significados como “inspiración divina” o “exaltación del ánimo”, porque su sentido original, “entheos” significa literalmente que llevas a Dios adentro.


Dios en ti, es el verdadero descanso para tu vida, porque su poder interviene en cada célula de tu cuerpo, y en cada fibra de tu corazón. ¿Necesitas renovar tu mente? Lee la Biblia. Pablo le recomendó a los Efesios: Dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes” (Efesios 4:23 NTV).


¿Necesitas descanso físico y emocional? Ven a Jesús y trae tus cargas, Él dijo: Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso.(Mateo 11:28 NTV).


¿Necesitas entusiasmo? Invita a Jesús a tu vida. Él es la fuente de toda existencia. El salmista dijo con convicción: Me mostrarás el camino de la vida; me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre(Salmos 16:11 NTV).

Estoy segura que mucho de lo que acabas de leer ya lo sabías ¡Y eso está bien! Pero ahora te invito a revisar tus actividades, y a replantearlas desde la perspectiva que consideres más beneficiosa para mejorar tu vida.


Se trata simplemente de pensar, y luego cambiar. Planificar y luego existir. Si haces esto, tus vacaciones podrán cumplir su cometido, porque no serán el único tiempo en el año que uses para descansar y recargar tus baterías.

Autor: Pamela Amador

Buenos Aires, Argentina.

Diseño: @desi_tarrio en instagram



NotiCristo es una Fundación sin fines de lucro que se dedica al cuidado espiritual de las personas, y para mantener nuestros programas funcionando dependemos de tu generosa colaboración.

Ayúdanos con tu aporte a llevar el mensaje de Cristo hasta el último rincón de la tierra…


Opmerkingen

Beoordeeld met 0 uit 5 sterren.
Nog geen beoordelingen

Voeg een beoordeling toe

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page