top of page

El arresto de Jesús


Serie: La pasión de Jesús


Día 3: El arresto


“Luego, hablando él aún, vino Judas, que era uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los escribas y de los ancianos. Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle, y llevadle con seguridad. Y cuando vino, se acercó luego a él, y le dijo: Maestro, Maestro. Y le besó. Entonces ellos le echaron mano, y le prendieron.” (Marcos 14:43-46 RVR1960).

Cuando los soldados vinieron a prender a Jesús, guiados por Judas, lo encontraron haciendo lo que era habitual para Él: orar e instruir a sus discípulos. Sin embargo ya la suerte estaba echada y la ignominia y la traición estaban a punto de consumarse.


El beso de uno de sus amados discípulos fue el factor desencadenante de los acontecimientos. Por un momento el tiempo pareció detenerse entre Judas y Jesús. Entonces, mirándole fijamente a los ojos le preguntó: “Judas, ¿Con un beso traicionas al hijo del hombre?”.


Pedro reaccionó, hiriendo con su espada al siervo de uno de los sacerdotes, pero Jesús le reprendió, y demostrando su infinita misericordia sanó la oreja de aquel hombre, entre tanto que todos los discípulos, dejándole, huyeron.


Esta escena describe como el Hijo de Dios experimentó la traición y el abandono de sus seguidores, que al verse rodeados, se dejaron dominar por el temor, olvidando los grandes milagros, señales y prodigios, hechos por Jesús.


Muchas veces nosotros también, después de experimentar en nuestro andar diario infinidad de señales, milagros y prodigios de parte del Señor, para librarnos de muchos males, al igual que los primeros discípulos podríamos llegar a flaquear, traicionando a Aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable.


Pero Jesús conoce hasta nuestros límites y no permitirá que seamos probados más allá de lo que podamos soportar. La deuda ya está pagada, ahora solo debemos creer y confiar en Él.



Héctor Colombo

Departamento de Redacción NotiCristo

Serie: La Pasión de Jesús.


Diseño: @digitart_ad


Comparte este contenido y déjanos un comentario, valoramos tu opinión...

コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page