top of page

¿Es lícito dar el diezmo?


¿Es legal dar el diezmo?

Descubre por qué dar el diezmo es una expresión de fe arraigada en la Biblia y cómo puede enriquecer tu vida espiritual y comunitaria.


Desde tiempos inmemoriales, la práctica de dar el diezmo ha sido un pilar fundamental en la fe cristiana. Para algunos, es un acto de obediencia y gratitud hacia Dios, mientras que para otros puede generar interrogantes sobre su relevancia en el mundo actual. En este artículo, exploraremos la perspectiva de dar el diezmo, respaldada por la teología y el profundo significado que esta práctica tiene para la comunidad cristiana.


¿Por Qué Dar el Diezmo? La Importancia de una Práctica Milenaria


El diezmo, que consiste en dar el 10% de nuestros ingresos a la iglesia, se basa en principios bíblicos sólidos. Es esencial entender que esta práctica no es un impuesto religioso, sino un acto de adoración y obediencia a Dios. A lo largo de la historia, ha sido una fuente de bendición tanto para quienes dan como para quienes reciben.


Diezmo en la Biblia: Más que una Regla, un Acto de Fe


El fundamento del diezmo se encuentra en la Biblia, específicamente en el Antiguo y Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento, encontramos en el libro de Malaquías 3:10: "Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde." Este pasaje subraya la promesa divina de bendición para aquellos que son fieles en dar el diezmo.


En el Nuevo Testamento, Jesús habló sobre el diezmo en Mateo 23:23: "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello." Aquí, Jesús destaca que dar el diezmo es importante, pero no a expensas de la justicia, la misericordia y la fe. Es decir, no se trata solo de una obligación legalista, sino de un acto que debe ir acompañado de una vida justa y amorosa.

La Teología del Diezmo: Un Acto de Confianza y Dependencia en Dios


Desde una perspectiva teológica, dar el diezmo es un acto de confianza en la provisión de Dios. Cuando entregamos la décima parte de nuestros ingresos, estamos reconociendo que todo proviene de Él y que dependemos de Su gracia y bondad. Es un recordatorio constante de nuestra dependencia en Dios y nuestra disposición a seguir Su voluntad.


"Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto." Proverbios 3:9-10 (RV1960)

Este versículo enfatiza la importancia de honrar a Dios con nuestros recursos, incluyendo los primeros frutos de nuestras ganancias, lo cual se puede relacionar con la práctica del diezmo. Al hacerlo, demostramos nuestra confianza en la provisión divina y nuestra dependencia en Dios como el proveedor de todas las cosas.


Beneficios de Dar el Diezmo: Más Allá de lo Material


Si bien dar el diezmo a menudo se asocia con lo material, sus beneficios van mucho más allá. Aquellos que practican el diezmo experimentan una mayor conexión con su fe y con la comunidad cristiana. Se convierte en una forma de participar activamente en la misión de la iglesia y en el apoyo a aquellos que están en necesidad. A modo de ejemplo te presentamos 5 beneficios de dar el diezmo:



Bendiciones Espirituales y Materiales


Dar el diezmo es una expresión de obediencia y confianza en Dios. La Biblia promete bendiciones tanto espirituales como materiales para aquellos que practican esta disciplina. Esto puede incluir una mayor paz espiritual, una sensación de propósito en la vida y mejoras en las finanzas personales.


Apoyo a la Obra de la Iglesia


El diezmo es una fuente crucial de financiamiento para las actividades y la misión de la iglesia. Permite mantener y mejorar los lugares de adoración, financiar programas de ayuda comunitaria y apoyar a misioneros y obras evangelísticas. Al dar el diezmo, contribuyes directamente al crecimiento y la extensión del evangelio.


Participación Activa en la Fe


Dar el diezmo no es solo una contribución financiera, sino una forma activa de participar en la fe. Te involucras directamente en el trabajo de la iglesia y en el cumplimiento de su misión. Esto puede fortalecer tu conexión con la comunidad de creyentes y tu sentido de pertenencia.


Generosidad y Compasión


El acto de dar el diezmo fomenta la generosidad y la compasión. Al destinar una parte de tus ingresos para ayudar a otros, te conviertes en un canal de bendición para aquellos que están en necesidad. Esta práctica te ayuda a desarrollar un corazón más compasivo y a vivir de acuerdo con el llamado de Jesús a amar al prójimo.


Cumplimiento y Propósito


Dar el diezmo puede brindarte la certeza del cumplimiento y propósito de Dios en tu vida. Saber que estás contribuyendo a una causa más grande y que estás siendo un buen administrador de los recursos que Dios te ha dado puede proporcionarte una satisfacción profunda y una sensación de estar alineado con tus valores espirituales.


Dar el diezmo no solo tiene beneficios materiales, sino que también enriquece tu vida espiritual, te permite participar activamente en la obra de la iglesia, fomenta la generosidad y te brinda una sensación de cumplimiento y propósito en tu fe. Es una práctica que puede fortalecer tanto tu relación con Dios como tu comunidad de fe.


Ejemplos Bíblicos de Generosidad y Diezmo


La Biblia está llena de ejemplos de generosidad y dar el diezmo. Abraham, considerado el padre de la fe, dio el diezmo de todo a Melquisedec (Génesis 14:20). Además, la viuda que dio sus dos monedas de cobre en el templo recibió el elogio de Jesús por su sacrificio (Lucas 21:1-4). Estos ejemplos nos enseñan sobre la importancia de dar con un corazón generoso.


En conclusión, dar el diezmo es una práctica lícita y significativa en la fe cristiana. Más allá de ser una norma religiosa, es un acto de adoración, obediencia y confianza en Dios. A través del diezmo, contribuimos a la misión de la iglesia y experimentamos la bendición de Dios en nuestras vidas. Para la comunidad cristiana, es una oportunidad para crecer en la fe y fortalecer los lazos de amor y apoyo mutuo.


El diezmo no solo enriquece nuestra vida espiritual, sino que también tiene un impacto positivo en la comunidad y en la sociedad en general. Es una expresión tangible de amor y generosidad que refleja el corazón de Dios.


En última instancia, la respuesta a la pregunta "¿Es lícito dar el diezmo?" es un rotundo sí, respaldado por la Biblia, la teología y la experiencia de fe de innumerables creyentes a lo largo de la historia. Es una práctica que nos acerca más a Dios y nos permite ser instrumentos de Su amor y gracia en el mundo.


Departamento de Redacción NotiCristo.

Diseño: Marco Gentile


NotiCristo es una Fundación sin fines de lucro, dedicada a enseñar y difundir los valores de la Fe Cristiana. Si quieres ayúdanos con esta labor puedes hacer una ofrenda para los gastos operativos de la fundación...


Komentarze

Oceniono na 0 z 5 gwiazdek.
Nie ma jeszcze ocen

Oceń

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page