top of page

La Fidelidad


Serie: El momento oportuno


Día 3: Fidelidad


"Jesús le contestó: ―Te aseguro, Pedro, que hoy, esta misma noche, antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces"

(Marcos 14:30 NBV).


La fidelidad tiene que ver con mucho más que palabras. Es una actitud que involucra la constancia y el compromiso con respecto a los sentimientos, ideas u obligaciones que asume el que es fiel a pesar de las circunstancias.


¡Zarandeados como trigo!

Pedro y los demás discípulos estaban con Jesús en Jerusalén, en un momento decisivo en el cual se definiría, según pensaban, el destino político de su nación, con respecto a los invasores romanos.


Ellos esperaban que Jesús se levantara como el Mesías e implantara un reino mesiánico donde ellos gobernarían junto a Él. Así que estaban dispuestos a todo. Pero Jesús les advirtió que Satanás los había pedido para zarandearlos como si fueran trigo1, no obstante, ellos subestimaron sus palabras.


Lo mismo nos sucede a nosotros. En el momento más inesperado somos sorprendidos por circunstancias que ponen a prueba nuestra fidelidad hacia nuestras convicciones, valores, seres queridos y Dios.

Pedro traicionó a su Maestro porque vio destruida su esperanza, y su sueño libertario, pero también porque vio comprometida su integridad física. Te pregunto: ¿Cómo estás respondiendo tú ante tus propias circunstancias?


¡Podemos ser fieles!

Nuestra fidelidad se puede ver comprometida por nuestra codicia, o por pensar en nosotros mismos, por ceder a las tentaciones sin importar a quien dañamos. Sin embargo, mantener nuestra fidelidad a Dios, a nuestros seres queridos y a nosotros mismos, es posible. Pero eso involucra una decisión.


Implica reconocer que no podemos hacerlo solos; y que necesitamos a Dios y Su ayuda. Ponernos a cuentas con Dios hará la diferencia. Isaías dice: “por profunda que sea la mancha de nuestros pecados, él puede quitarla y dejarlos tan limpios como la nieve recién caída. Aunque nuestras manchas sean rojas como el carmesí, él puede volverlas blancas como la lana”2


Hoy, Dios está buscando a personas fieles, que cumplan lo prometido aunque salgan perjudicados3. No será fácil en un ambiente donde la corrupción, la codicia y la maldad prevalecen en el corazón de la humanidad, pero Dios nos ha prometido Su poder en nosotros, por su Espíritu Santo, y la garantía de que Él honrará a los que le honren.

1 Lucas 22:31NVI 2 Isaías 1:18NBV 3 Salmo 15:4NBV


Pr. Rigoberto Venegas

Serie: El Momento Oportuno

Dpto. de Redacción NotiCristo


Dpto. de Diseño: Desiree Tarrío

@desi_tarrio en Instagram y Telegram.



Comparte este contenido y déjanos un comentario, valoramos tu opinión...

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page