top of page

La Psicología y La Biblia


La psicología y la biblia

La Psicología y La Biblia


La compatibilidad o no, entre psicología y Biblia, ha generado mucha discusión y polémica dentro del ámbito de la iglesia, confrontando a diferentes posturas teológicas, lo que ha generado división, sobre todo en aquellos casos en que se toman posturas extremas y radicales, sin ahondar de una manera profunda y pedagógica este interesante tema.


Según el manual, la psicología se define como la ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea.


¿Es bíblica la psicología?


De acuerdo al Dr. John H. Stoll quien es director ejecutivo de A.S.K, inc., y consultor profesional y profesor en una organización bíblica, los textos bí­blicos en su conjunto, pueden tomarse como signo de psicogénesis (de surgimiento y maduración humana), y al mismo tiempo, como psicodrama. Más que leerlos hay que recrearlos, de manera que sus lectores lleguen a ser recreados por ellos.


En esta lí­nea se están abriendo amplios campos de investigación y estudio bí­blico, utilizando la psicologí­a para entender mejor no sólo el despliegue y sentido de algunos personajes, sino el mismo despliegue de la conciencia bí­blica. No se trata de que los exegetas tomen desde fuera una teorí­a psicológica (de Freud o Jung) para aplicarla después a la Biblia, sino de estudiar la misma Biblia como texto fundacional de Occidente (y de gran parte de la humanidad), para ayudarnos a describir y elaborar más claramente el sentido de lo humano.


Sobre ese entramado, la lectura psicológica de la Biblia vinculada a otros tipos de lectura convergente (social y feminista, antropológica y religiosa), se está constituyendo uno de los retos de la exégesis del futuro.

Por su parte, el Dr. Jhon Coe PhD., en la Universidad de California, director del instituto para la formación espiritual y especialista en filosofía y teología, añade a la respuesta, afirmando que evidentemente las reflexiones de Sigmund Freud y de Carl Rogers no son bíblicas debido a que sus razonamientos no aparecen en las escrituras. Sin embargo, determinar si las perspectivas de estos pensadores son bíblicas, porque son coherentes con la biblia, o se reflejan en ella, es un asunto más complejo.

(El artículo continúa debajo depués de nuestra publicidad)


El Suplantador - Marco Gentile

Por ejemplo, podemos hallar cierta correlación entre los conceptos de Freud sobre el “inconsciente” y la “represión” con el enfoque bíblico sobre lo profundo del corazón, que sostiene que el interior de una persona alberga más cosas de las que se observan exteriormente,1 y que esto suele suceder debido a la naturaleza engañosa del ser humano.2


¿Necesita la biblia de la psicología para ejercer un efecto transformador?


Según el Dr. Nuñes, quien es Pastor General y médico de profesión, con un doctorado en Teología, de la Escuela para el Estudio Bíblico de los Bautistas del Sur, la psicología puede llegar a recomendar a una persona algunos cambios conductuales, pero tarde o temprano, estos cambios pueden ser olvidados, y la persona puede volver a su mismo comportamiento anterior, porque no se afectó a profundidad su propio espíritu.


La palabra de Dios es la única capaz de ir a lo más profundo del ser, para producir cambios en la forma de pensar, y una verdadera transformación en su conducta. Cuando cambiamos nuestra manera de pensar, cambiamos también nuestro accionar y esto evidenciará una nueva manera de vivir;3 porque tal como el hombre piensa en su corazón, así es él.4

La palabra de Dios no necesita ayuda psicológica para que algún pastor pueda sentarse por ejemplo con un colérico, sanguíneo, melancólico o flemático y hacer determinaciones a la luz de la sabiduría espiritual, confrontando a la persona, y diciéndole: “En este asunto, te estas comportando de forma incorrecta”, y hacerle recomendaciones partiendo de las mismas escrituras. Pero esto no significa, en ninguna manera, que una persona capacitada con la psicología no tenga nada que aportar en la labor de ajustar ese mismo comportamiento.


No se trata en modo alguno, de someter los misterios de Dios, a las técnicas metodológicas de la ciencia psicológica, cayendo en un burdo reduccionismo epistemológico, que derive en psicologismo. De lo que se trata aquí es de poner en sintonía dos caminos: Uno, elaborado por la sabiduría humana, y el otro basado en la sabiduría divina.


Finalmente, dado que el hombre constantemente está tratando de explorar la mente, para entender y explicar el comportamiento humano, parece lógico para el cristiano, pensar que su mejor fuente de conocimiento sea comprender, en modo alguno, y si esto fuera posible, las ideas de Aquel que creó la mente de la humanidad, considerando el libro de texto que Él escribió acerca de su propio plan, y el impacto que este tiene en el comportamiento humano.


De este modo aceptaríamos de forma natural, que este libro, la Biblia, es el más calificado para hablar sobre el tema del comportamiento humano. Y no solo eso, sino que también es el más objetivo, y definitivamente, es la palabra final sobre el asunto. Y, sea que las personas acepten sus principios, y concuerden con ellos, o no, aun así están sujetas a los enunciados que en ella se postulan. Por lo que sería muy sensato considerar con seriedad lo que Dios tiene para decir sobre este tópico.


La Biblia no es un libro de texto de psicología, sino más bien un manifiesto sobre Dios, y su relación con la humanidad que Él creó. Sin embargo, hay mucho en la Biblia sobre las emociones, la mente y el comportamiento humano, y cuando la Biblia habla sobre el tema, aun por encima de la psicología, habla con autoridad final.


Un incrédulo puede conformarse con hallar en la psicología, sin Dios, sabiduría para la vida, aun cuando corre el riesgo de seguir igual. Pero un creyente que busque a cara descubierta en la Biblia, la gloria de su Señor, podrá aprovechar incluso los principios que la psicología brinda, para maximizar sabiamente la transformación que su alma necesita.


1Proverbios 14:13

2Jeremías 17:9; Romanos 1:18

3Romanos 12:2

4Proverbios 23:7


La psicología y la biblia

Autor: Héctor Colombo

Departamento de Redacción de NotiCristo

Diseño: Marco Gentile 


Lee más contenidos como este aquí:



NotiCristo es una Fundación sin fines de lucro dedicada a enseñar y difundir los valores de la Fe Cristiana. Si quieres ayúdarnos con esta hermosa tarea puedes hacer una ofrenda para los gastos operativos de la fundación...


Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page