top of page

Madre de todos los vivientes



Serie: "Madre de naciones"


Día 1: Madre de todos los vivientes


"Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes."

(Génesis 3:20 RVR1960)


La vida de una nación está encerrada en el vientre de una mujer. Gestar generaciones, es tarea exclusiva de la mujer. La semilla de las naciones, que son los embriones de las próximas descendencias, debe permanecer nueve meses en la matriz femenina para poder nacer.


Como parte del diseño Divino y natural, el seno materno da vida y desarrollo a la simiente humana que crece dentro de ella, y una vez que esta semilla ve la luz de un nuevo nacimiento, el nuevo ser que respira seguirá nutriéndose y alimentándose de la madre que da vida.


Dios le dijo a la serpiente: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.” (Génesis 3:15 RV60) Esta expresión aquí: “la simiente de la mujer te herirá en la cabeza”, es la primera referencia profética a Cristo, que desde el principio fue facultado proféticamente para aplastar terminantemente el dominio abusivo de Satanás.


La misma palabra que se traduce simiente en este texto, figurativamente también significa fruto, posteridad, descendencia y estirpe; de modo que el resultado de lo que se gesta dentro de la mujer, está potencialmente facultado para vencer y dominar, porque recibe vida de la Palabra y el Diseño Profético, en el vientre materno.

Adán escuchó esta palabra de parte de Dios sobre la mujer, y cambió su entendimiento acerca de ella. Empezó a percibirla del modo en que Dios la había llamado, y su concepción transformada le impulsó a llamarla de otra manera.


Cuando Dios le presentó por primera vez a la mujer, Adán dijo: “Será llamada Varona porque del varón fue tomada” (Gén 2:23 RV60); pero el día que Dios le asignó la tarea de parir una descendencia victoriosa, empezó a llamarla Eva, “Por cuanto ella era madre de todos los vivientes.” (Gén 3:20 RV60)



Libna Villegas de Parra

Serie: Madre de Naciones

Departamento de Redacción NotiCristo


Diseño: @digitart_ad


Comparte este contenido y déjanos un comentario, valoramos tu opinión...

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page