top of page

Prepárate


Serie: Cómo fabricar amigos.

Claves para conectarte con la gente.


1. Prepárate


María tenía ideas infundadas acerca de su habilidad para relacionarse con los demás. Constantemente decía: “No soy buena para conectar con otros; me cuesta hacer nuevos amigos”.


Posteriormente reconoció que en el fondo de su ser, se consideraba aburrida, y dudaba de poder despertar el interés de los demás. Así fue como descubrió que había estado saboteando inconscientemente, por años, el inicio de nuevas relaciones.


El mejor consejo que María podía recibir era este: Prepárate internamente para la interacción con nuevas personas. Y esa es una recomendación que vale no solo para María, sino para ti también, que vives en conflicto contigo mismo, por pensar que no sirves para relacionarte con la gente.


Esta negativa predisposición a las interacciones humanas, puede jugar un papel muy nefasto en tu desarrollo y crecimiento personal. No saber cómo corresponder adecuadamente a tus semejantes, te roba oportunidades, desdibuja tu seguridad, y erosiona el futuro cumplimiento de tus sueños


Prepárate mentalmente


Tú eres el primer factor de todas tus relaciones. Antes de crear una conexión, y empezar a desarrollar cualquier tipo de correspondencia personal, necesitas revisar tu interacción contigo mismo.


Pablo recomendó que cada uno Piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.” (Romanos 12:3). Un pensamiento equilibrado de ti mismo implica por un lado no creerte superior a los demás, y por el otro, no suponerte inferior.


Ves a los demás no como ellos son, sino como tú piensas que son. Y con respecto a ti, los ves de acuerdo al concepto que tengas de ti. Si hay complejos de inferioridad que empañan tu visión, verás a las personas muy superiores a ti, y por ende inaccesibles.


Si por el contrario, te ves como superior a las personas, pondrás un límite que impedirá el acceso de ellos a ti. En vez de sabotear tus relaciones pensando que eres aburrido, poca cosa, ineficiente, o desabrido, empieza a equilibrar tu pensamiento, valorando la gracia que Dios ha puesto en ti, y que no es inferior ni superior a la que tienen los demás.


Prepárate emocionalmente


El escritor de la epístola a los Hebreos les aconsejó:Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados” (Hebreos 12:15).


Las heridas no curadas de tu corazón, te amargan; y esa es la razón por la que terminas hiriendo a los que están cerca de ti. Las malas actitudes provienen de emociones tóxicas, que por lo general tienen su fuente en los dolores del alma.


Sanar tu corazón será un proceso que inicie con la confrontación de ti mismo y de lo que sientes, para renunciar voluntariamente al dolor, dejando a un lado la mentalidad de víctima, y decidiendo perdonar a los que te hirieron, y dejar atrás los daños que te causaron.


Prepárate espiritualmente


Pablo afirmó: “Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu.” (2 Corintios 3:17-18)


Si tu vida relacional refleja más esclavitud que libertad, necesitas entregar el señorío de ella al Espíritu de Dios. Cuando desarrollas una relación profunda con Él, Dios empieza a transformar la visión que tienes de ti mismo, y eso te hará valorar a los demás en su justa medida.

Pr. David Parra

Serie: Cómo fabricar amigos.

Dpto. de Redacción NotiCristo


Dpto. de Diseño: Marco Gentile

@REDACTRONICA en Facebook e Instagram


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page