top of page

Una mujer sabia: Cimientos para un Hogar Firme

Una mujer sabia

En las áridas colinas de Maón, un conflicto amenazaba con destruir a toda una familia. La necedad y el mal genio de un hombre llamado Nabal, le había hecho manejar mal una situación delicada con David y sus hombres, y ahora la destrucción estaba determinada sobre toda su casa.


Pero, Abigail, una mujer sabia, esposa de Nabal, tomó en sus manos la iniciativa para enmendar la situación y preservar su hogar. En ese momento crítico, sin demorarse, cargó sobre las burras una abundante provisión de alimentos, y salió al encuentro de David, dispuesta a enfrentar el conflicto con prudencia y compasión.


Al encontrarse con David y sus hombres, Abigail se postró humildemente ante ellos, reconociendo la situación con franqueza y sabiduría. Con palabras de entendimiento y respeto, Abigail suplicó por la paz, reconociendo la gravedad del error de su esposo y ofreciendo una solución que evitara la violencia y la venganza.


La capacidad de Abigail para no engancharse emocionalmente, mantener la calma en medio de la adversidad y construir puentes en lugar de levantar barreras, fue evidencia de su sabiduría y su firmeza. Optó por el buen uso de la palabra que edifica, transformando una situación volátil en una oportunidad para la reconciliación y la paz.


David, impresionado por la sabiduría y el coraje de Abigail, aceptó su ofrecimiento y desistió de su plan de venganza. Una mujer sabia había librado su casa, protegiendo a su familia del desastre inminente y demostrando que incluso en los momentos más oscuros, la sabiduría puede iluminar el camino hacia la reconciliación y la paz.


Una mujer sabia edifica su casa


En Proverbios 14:1 la Biblia dice: "La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba." Esta afirmación nos muestra el contraste entre la sabiduría y la necedad en la construcción del hogar. Una mujer sabia, contribuye al crecimiento espiritual, emocional y físico de su familia a través de sus acciones y actitudes. Ella es una fuerza edificante que fortalece los lazos familiares y promueve un ambiente de amor, paz y armonía.


El diccionario Webster define la sabiduría como “El uso o ejercicio correcto del conocimiento; que se evidencia en la elección de fines loables y de los mejores medios para lograrlos. Si la sabiduría ha de considerarse como una facultad de la mente, es la facultad de discernir o juzgar lo que es más justo, apropiado y útil, y si ha de considerarse como una adquisición, es el conocimiento y uso de lo que es mejor, más justo, más apropiado, más conducente a la prosperidad o la felicidad. La sabiduría es el ejercicio del buen juicio, ya sea para evitar el mal o para intentar el bien.”


7 Lecciones claves de una mujer sabia


En el proverbio citado la palabra que se traduce “mujer sabia”, relaciona la sabiduría de la mujer en tres dimensiones: mente, palabra y acción. Es decir, una mujer sabia debe saber cómo pensar, cómo hablar, y cómo actuar. Y Abigail nos da un buen ejemplo de eso, y nos enseña siete claves que una mujer en busca de la sabiduría debe procurar



#1: Prudencia para la resolución de conflictos:


Abigail actuó con prudencia al intervenir en un conflicto potencialmente peligroso entre su esposo, Nabal, y David. En lugar de permitir que la ira de Nabal desencadenara una tragedia, Abigail tomó la iniciativa para calmar la situación y buscar la paz.


Cuando surjan conflictos en el hogar, debes actuar con prudencia y sabiduría, tomando la iniciativa para calmar la situación y buscar soluciones pacíficas. Si tu esposo y tú tienen un desacuerdo sobre un tema importante, en lugar de permitir que la ira o la frustración se apodere de la situación, busca momentos oportunos para abordar el problema de manera calmada y respetuosa.


Puedes establecer un espacio seguro para expresar las preocupaciones y opiniones, escuchando atentamente el punto de vista del otro y buscando soluciones mutuamente beneficiosas. Al actuar con prudencia y paciencia, puedes evitar que los conflictos se conviertan en tragedias y fortalecer los lazos de amor y entendimiento en tu hogar.


#2: Generosidad, servicio y hospitalidad:


Abigail demostró su generosidad al enviar una abundante provisión de comida y vino a David y sus hombres. Su acto de hospitalidad no solo satisfizo las necesidades físicas de los guerreros, sino que también mostró su disposición a ayudar y apoyar a otros, incluso a aquellos que podrían considerarse enemigos.


Su acto de generosidad y servicio al ofrecer alimentos y buscar el perdón de David en nombre de su esposo y su familia, contribuyó a restaurar la paz y la armonía entre las partes involucradas. En la edificación de tu hogar, la generosidad y el servicio son cualidades que promueven el amor, la unidad y la solidaridad familiar.


#3: Humildad y Respeto:


A pesar de su importante posición como esposa de Nabal y señora de la comarca, Abigail se humilló ante David, reconociendo su autoridad y mostrando respeto hacia él. Su actitud humilde y respetuosa contribuyó a disipar la ira de David y estableció una relación de confianza y respeto mutuo.


Su actitud humilde y respetuosa allanó el camino para una comunicación efectiva y una resolución pacífica del conflicto. Para edificar tu hogar, la humildad y el respeto son fundamentales para fomentar relaciones saludables y armoniosas entre los miembros de tu familia.


#4: Confianza en Dios:


Abigail expresó su confianza en Dios al asegurar a David que Dios lo protegería y lo elevaría al liderazgo sobre Israel. Su fe en Dios no solo la fortaleció a ella misma, sino que también inspiró confianza y esperanza en David en medio de la adversidad.


Si quieres edificar tu hogar, tendrás que aprender a confíar en que Dios es el que guía tus pasos y protege tu casa en todo momento. Al igual que Abigail confió en la providencia Divina ante la adversidad, confía en que Dios te fortalecerá y conducirá a tu familia hacia la paz y la prosperidad y en el camino edifica tambien a otros.


#5: Habilidad para la negociación:


Abigail mostró habilidad para negociar con David, presentando sus argumentos de manera clara y convincente. Su capacidad para comunicarse efectivamente ayudó a resolver el conflicto de manera pacífica y evitar derramamiento de sangre.


Para seguir el ejemplo de Abigail en la edificación de tu hogar, debes aprender a comunicarte de manera clara y persuasiva, buscando resolver conflictos de forma pacífica y evitando tensiones innecesarias. Al dialogar con respeto y comprensión, puedes construir relaciones familiares más sólidas y armoniosas.


#6: Sabiduría en el uso de la palabra:


Abigail utilizó palabras sabias y constructivas para calmar la ira de David y persuadirlo de abstenerse de tomar represalias contra Nabal y su familia. Sus palabras demostraron sabiduría y prudencia, evitando así un conflicto destructivo. En la edificación de un hogar, el buen uso de la palabra es crucial para promover la paz, la comprensión y la reconciliación entre los miembros de la familia.


Puedes aplicar el principio de la sabiduría en el uso de la palabra al practicar la paciencia y la comprensión en tus conversaciones diarias. En lugar de reaccionar impulsivamente ante situaciones tensas, toma un momento para reflexionar y responder con palabras sabias y constructivas que fomenten la armonía y el entendimiento. Al hacerlo, estás cultivando un ambiente de respeto mutuo y promoviendo la resolución pacífica de conflictos, fortaleciendo de esa manera los lazos familiares para tener un hogar lleno de amor y paz.


#7: Capacidad para no engancharse emocionalmente:


A pesar de la provocación y la insolencia de Nabal, Abigail demostró capacidad para no engancharse emocionalmente en la confrontación. En lugar de entrar en una discusión inútil, ella actuó con calma y sabiduría, evitando así un conflicto mayor. Esta capacidad para no engancharse emocionalmente es esencial en la construcción de un hogar, ya que permite mantener la paz y la estabilidad emocional incluso en situaciones desafiantes.


A pesar de los desafíos y tensiones cotidianas, busca seguir el ejemplo de Abigail, evitando el enganche emocional. En lugar de ceder ante la provocación o la insolencia, opta por la calma y la sabiduría para construir un ambiente de paz y armonía que fortalezca tus lazos familiares en el día a día.


"La mujer sabia edifica su casa" así que esfuérzate por ser una constructora de paz, amor y felicidad en tu familia.


Pastora Libna Villegas de Parra

Medellín, Colombia.


Si deseas explorar más temas relacionados con la vida cristiana y el crecimiento espiritual, te invitamos a visitar nuestro sitio web: www.noticristo.org

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page