top of page

Como hacer un plan de crecimiento espiritual



Si estás siguiendo a NotiCristo, seguro tienes motivaciones relacionadas a tu relación personal con Dios. Y es posible que te hayas preguntado: Como hacer un plan de crecimiento espiritual. No se trata de seguir una religión, sino de cómo te relacionas en tu vida diaria, con Dios. Y eso requiere diligencia. La Biblia dice: “Si algo demanda diligencia, no seamos perezosos. Sirvamos al Señor con espíritu ferviente” Romanos 12:11 (RVC)


Una de las definiciones de la Real Academia Española para la palabra diligencia es: “cuidado y actividad en ejecutar algo”. Esto quiere decir que para hacer un plan de crecimiento espiritual, no podemos dejarlo al azar, sino que debemos trabajar enfocadamente en ello.


Quizá puedas decirme: “Tengo una agenda muy apretada y no puedo sacar mucho tiempo para leer la Biblia, para orar, para ir a una iglesia”, “tengo hijos pequeños que me quitan mucho tiempo”, “no entiendo mucho la Biblia”, y así sucesivamente, podríamos encontrar muchas excusas.


Si te dijeran, por ejemplo, que tendrás una cita diaria de 30 minutos con la persona que podrá acompañarte y darte la solución a tus problemas sin que le pagues nada por ello, y te dará la posibilidad de escoger la hora de reunión, ¿qué harías? Creo que me estás entendiendo.


Para hacer un plan de crecimiento espiritual, debes tomar en cuenta tener al menos un encuentro diario con Él. Dios te da un manual detallado de instrucciones y de sabiduría: la Biblia. Te ofrece explicarte ese manual y decirte cómo lo puedes aplicar a tu vida.


Él es el Creador del Universo, tu Creador; es El Todopoderoso, el que puede hacerte crecer integralmente. Y Él escogió dejar su ambiente de gloria, para venir a dar su vida por ti, en la persona de Jesús. Y no solo murió y te da la posibilidad de ser su hijo, sino que resucitó y tiene poder ilimitado, está disponible las 24 horas del día, atento a tu necesidad sólo con que clames a Él. ¿Aún te quedan excusas válidas para no ir a su encuentro?


El crecimiento espiritual vendrá, en la medida que te prepares para tener un encuentro diario con Él:


Busca un lugar a solas

La mejor hora es la madrugada, antes que todos se levanten y empiecen las tareas cotidianas. Pueden ser sólo 15 minutos donde te dediques a conversar con Él, entregarle tu día y hablarle de todo lo que te angustia. Podrías leer un solo versículo escogido que te ayude a meditar y pensar en ese Dios que te ama tanto. También darle gracias por lo que te ha dado. Pero si es mejor para ti en la noche, también es válido. Es sólo que generalmente a esa hora estamos cansados y quizá el sueño no sea nuestro mejor aliado. El horario adecuado para ti será según tu rutina diaria.


Establece metas de lectura de su Palabra y toma notas

Si ya estás familiarizado con la Biblia, puedes ir fijando metas de estudio por temas (Oración, discipulado y disciplinas, entre otros) aparte de tu tiempo devocional diario. Separar una o dos horas el fin de semana- por ejemplo - para dedicarte al estudio, tomando notas y pidiendo al Espíritu Santo su guía para comprender el tema de estudio y lo que te quiere revelar individualmente. Algo que he estado haciendo recientemente y me ha sido muy útil es leer de corrido un libro de la Biblia y hacerlo varias veces, anotar todo lo que voy descubriendo y sobre lo que tengo dudas para investigar.


Si no estás familiarizado con la Biblia puedes comenzar a leer los evangelios en el Nuevo Testamento ya que nos cuentan la vida de Jesús quien es el tema central de la Palabra de Dios (te sugiero comenzar por el evangelio según San Juan). También podrías incluir del Antiguo Testamento el libro de Proverbios que está lleno de sabiduría práctica.


Ten a la mano papel y lápiz para anotar lo que te llame la atención, escribe tus preguntas y pide a Dios que te muestre lo que quiere que aprendas. La Palabra de Dios no es letra muerta sino como dice el escritor a los Hebreos 4:12 (RVC):La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que las espadas de dos filos, pues penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”


Conéctate con otros

Busca personas de fe que sean de tu confianza y que muestren en su vida la obra transformadora de Dios y su Palabra. Comparte con ellos lo que has aprendido y tus dudas acerca de la Palabra de Dios. Es la mejor manera de crecer en la fe.


Practica lo aprendido

No basta con creer. No basta con leer. No basta sólo con aprender. Es imprescindible ponerlo todo en práctica y acción. Hay una frase popular que dice: “las palabras mueven, pero los hechos arrastran”. Puedo decir mucho, pero si no lo pongo en práctica no me sirve de nada. Un plan de crecimiento espiritual debe incluir practicar lo que aprendes.


En fin, dispón tu corazón para oír lo que Dios tiene para decirte a través de Su Palabra. Siempre habrá algo para ti en ella, nunca serás el mismo una vez que le permitas a Dios hablarte y transformar tu realidad.

Beverly Guevara

Serie: Metas claras conservan resultados - Día 3

Dpto. de Redacción


Dpto. de Diseño: Desiree Tarrio

@desi_tarrio en Instagram y Telegram


Done a la Fundación NotiCristo a través de Givingway:


댓글

별점 5점 중 0점을 주었습니다.
등록된 평점 없음

평점 추가

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page