top of page

La oración del Getsemaní


Serie: “La pasión de Jesús”


Día 2: La oración del Getsemaní.


“Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: Orad que no entréis en tentación. Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

(Lucas 22:40-42 RVR1960)


Al escuchar este clamor de nuestro Señor algunos podrían pensar: ¿Acaso Jesús se arrepintió y está renunciando a la encomienda que le había hecho su Padre de redimir al mundo de pecado? ¡La respuesta es un rotundo no!


Jesús en su divinidad sabía la ignominia y el sufrimiento extremo que le esperaba, pero en su humanidad era capaz de abrigar profundos sentimientos, como cualquier ser humano, al saber que experimentaría tanto dolor físico.


Él no quería sufrir, pero hubo dos razones muy poderosas que lo llevaron a cumplir la voluntad de su Padre: La obediencia irrestricta que le caracterizaba, y el gran amor que sentía por toda la humanidad.

Como su destino era irreversible, decide pasar un tiempo a solas en oración y le pide a algunos de sus discípulos que lo acompañen, al cabo de un rato regresa y consigue a los tres apóstoles dormidos. Entonces le dice a Pedro:


“¿Es que no pudieron mantenerse despiertos conmigo ni siquiera una hora? Manténganse despiertos y oren constantemente para que no caigan en la tentación”.


Jesús comprende que los apóstoles también han estado bajo mucha presión, y ya es tarde. Así que añade: “El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil” (Mateo 26:40, 41 RVR1960).


Al igual que Jesús, los hijos de Dios tendremos que enfrentar persecución, amenazas y en casos extremos hasta la prisión, para poder cumplir con nuestro propósito en la tierra y lo único que nos mantendrá firmes y despiertos, al igual que a Jesús, es la ferviente oración. Solo “velando y orando” podremos resistir la tentación y la prueba que nos haya de sobrevenir.



Héctor Colombo

Serie: La pasión de Jesús

Departamento de Redacción NotiCristo


Diseño: @digitart_ad


Comparte este contenido y déjanos un comentario, valoramos tu opinión...


コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page