top of page

Perspectivas cambiadas


Serie: Memorias Médicas


#1. Perspectivas cambiadas


A veces, por causa de las malas experiencias, pareciera que ser médico te hace menos humano. Pero conocer a Cristo cambió todo mi mundo de adentro hacia afuera. Casi todo el que nace en el oriente venezolano vive y comparte como religión la idolatría a imágenes, viviendo bajo la creencia equivocada, que son el foco principal de la Fe cristiana; creemos que como a ellas todo se lo pedimos, también todo se lo debemos.


Pero llega el día de la verdad, donde Dios te abre los ojos, te revela la verdad, y cambia todas tus perspectivas y paradigmas. Eso me pasó a mí. Cuando reconocí a Cristo como el único camino a Dios, hubo un cambio total en mi vida: como ser humano, como mujer, y como profesional de la medicina.


Entender que solo es necesario tener la fe como un grano de mostaza, ha sido para mí enriquecedor y un camino con muchas alegrías. Saber que lograr todo lo que me proponga, solo es posible confiando en Dios, a pesar de las circunstancias, porque Él está conmigo y me ayudará, ha significado empezar a recorrer un camino lleno de adaptación y aceptación.


He podido entender que cada ser humano es cuerpo, alma y espíritu, y que todos estamos llenos de innumerables sentimientos y emociones, que todos y cada uno de nosotros transitamos el día a día entre numerosas pruebas y tribulaciones; nos movemos entre circunstancias que no sabemos por qué suceden, y que muchas veces no entendemos, pero que escondido detrás de todo eso, hay un propósito para nuestra vida.


El miedo, el temor, la angustia, la culpa, la duda, y la arrogancia son sentimientos y emociones naturales, que todo ser humano siente ante la incertidumbre, pero la naturaleza de una fe grande y poderosa, otorgada por Dios, nos brinda la certidumbre de saber que en Cristo todo lo podemos.

Por todo esto he aprendido que ser médico y seguidor de Cristo, es complemento lo uno de lo otro. Con esto claro, el corazón se hace más grande y el raciocinio mucho más evidente, porque he aprendido, finalmente, a descansar totalmente en Dios.


“Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás”.

(2 Pedro 1:10 RVR1960)


Dra. Ilen Mata Millán

Médico Familiar, Epidemiólogo

Dpto. de Redacción NotiCristo


Dpto. de Diseño: Marco Gentile

@REDACTRÓNICA en Facebook e Instagram


Comparte este contenido y déjanos un comentario, valoramos tu opinión...

תגובות

דירוג של 0 מתוך 5 כוכבים
אין עדיין דירוגים

הוספת דירוג

AYÚDANOS A PREDICAR

Tu donativo se usará para mantener programas evangelísticos

y el costo operativo de todos nuestros medios de comunicación.

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito:

¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (Romanos 10:14-15)

Recibe nuestros artículos en tu email

Es totalmente gratis, sin spam, y lo seguirá siendo...

Gracias por tu suscripción

FIVERR.jpg
bottom of page